Extremadura en imágenes


Me apasionan los cascos viejos de las ciudades, por eso cuando pienso en mis vacaciones los primeros destinos que miro son ciudades que tengan alguno. Este año ha sido el turno de Cáceres, una ciudad lejana para mi al vivir en Vizcaya.

Lo que más me sorprendió fue la ausencia de turistas, siendo una ciudad tan bonita e interesante para perderse había poca gente. Cabe añadir que fui en septiembre, que a lo mejor en meses como julio y agosto está abarrotado. De esta forma, pude disfrutar de sus calles sin tener que esquivar guiris. Callejeando entre sus callejones añoré mi querido trípode para realizar fotografías nocturnas, porque si Cáceres por el día es hermoso por la noche está radiante con sus farolillos alumbrando las calles. Además, realicé la obligada visita a alguno de sus aljibes, una obra maestra de la ingeniería para aprovechar el agua de la lluvia.

Aprovechando mi estancia allí fui a visitar la capital extremeña, Mérida. Una ciudad que me sorprendió tanto para bien como para mal. Lo positivo es que mantienen en perfecto estado monumentos tan grandiosos como el anfiteatro romano, la alcazaba o el espectacular teatro. Sin embargo, me llamó la atención que las calles eran normales, que no se había mantenido nada de épocas pasadas. También me gustó como perdiéndote en el centro de la ciudad puedes dar de bruces con el foro o con el templo de Diana, monumentos bellísimos que están situados en mitad de la ciudad para sorpresa de los visitantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s