Como mejorar el reportaje fotográfico


En las pasadas vacaciones de verano, cuando paseaba por un mercado en Talavera de la Reina (Toledo), me compré un libro de fotografía titulado “El Reportaje Fotográfico” editado en el lejano 1976. Puede parecer un paso atrás al ser tan antiguo, pero yo no lo veo así, ya que puede aportarme conceptos y consejos que quizás sean novedosos para mi, ¿quién sabe? De momento con leer la introducción ya me ha atrapado. Es un pequeño texto con el que estoy totalmente de acuerdo, así que he decidido plasmarlo en mi blog para compartirlo con todo el que pase por aquí.

“Cuando este libro entraba en prensa, un redactor fue casualmente a dar un paseo con uno de los más grandes reporteros gráficos, Alfred Eisenstaedt. Los dos hombres anduvieron varios kilómetros a través del bosque y junto a la playa. Eisenstaedt iba cargado con un pesado estuche que contenía dos cámaras y varios objetivos; el redactor llevaba las manos vacías. La luz no era interesante aquel día y Eisenstaedt no tomó ninguna fotografía. Sin embargo, estaba preparado, como siempre. A lo largo de 40 años y muchos cientos de kilómetros ha llevado constantemente una cámara y ha tomado un sinfín de memorables fotografías, muchas de ellas por azar. El redactor – que rara vez lleva una cámara, excepto cuando decide “salir a tomar fotografías” – posee un cierto número de fotografías memorables, pero una inmensa colección de oportunidades desaprovechadas.

Muchos aficionados poseen las habilidades técnicas y la imaginación de los profesionales, además de disponer del equipo necesario. Pero no toman fotografías tan buenas. Ello se debe en gran parte a un modo distinto de enfocar la práctica de la fotografía. El profesional debe vender sus fotografías. Por tanto, piensa en ellas continuamente. Si es reportero gráfico, tiende a juzgarlas en su conjunto, como partes de un tema más amplio, teniendo siempre en cuenta cómo y dónde pueden ser publicadas. 

Esta diferencia de enfoque distingue en último término al profesional. Le obliga a pensar como un redactor, a preguntarse si lo que ha encuadrado en su visor es realmente una fotografía “útil”, si contribuye a relatar una historia, a establecer un estado de ánimo, a captar el punto culminante de un suceso. En suma, el esfuerzo de pensar como un profesional le enseña a sacar el máximo partido de lo que acontece a su alrededor. El reportaje fotográfico consiste, pues, en realizar historias fotográficas a partir de determinados sucesos y del impacto que éstos causan en la gente.

Esta disciplina profesional puede mejorar la obra de todo fotógrafo, puesto que aunque a veces resulta difícil de aplicar, no es difícil de aprender y en líneas generales resulta sencilla. En primer lugar, haga lo que Alfred Eisenstaedt: lleve consigo una cámara. Segundo, vaya a donde ocurra la acción. Las grandes fotografías periodísticas del primer capítulo de este libro fueron tomadas por personas que de algún modo estaban presentes en el lugar donde sucedían cosas. Tal vez sólo tenga oportunidad de ver una puesta de sol, pero si sorprende al fotógrafo con las manos vacías, no podrá plasmarla. Tercero, procure que las fotos individuales creen una historia de múltiples fotografías y anticípese a los hechos a fin de desarrollar tales historias. Cuarto, sea riguroso con los resultados aplicando los criterios del redactor y del encargado de la publicidad que consumen fotografías. Deseche las fotografías que no tengan calidad o resulten insulsas. Haga una selección minuciosa, especialmente si se trata de ofrecer una proyección de diapositivas en color (pero no ignore las que ha desechado, ya que le enseñarán cómo trabajar más eficazmente). El fotógrafo que siga estos consejos estará practicando la especialidad del reportaje fotográfico, aunque no tenga conciencia de ello. Y esta práctica le conducirá a ser mejor fotógrafo.”

Los editores

Anuncios

2 comentarios en “Como mejorar el reportaje fotográfico

  1. Interesante libro, no por tener la mejor cámara del mercado, la más cara, la top de gama, nos va a proporcionar las mejores fotos. El arte lo llevamos por dentro en mayor ó menor grado, y sólo el estudio, la lectura y la práctica mucha práctica, nos aportarán la seguridad de que estamos en la senda al éxito en nuestras tomas.
    Gracias por compartir ésta información,
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s